Que son los sueños y por qué soñamos

El sueño es un estado de conciencia que tiene distintas fases. Durante el sueño la conciencia propia de la vigilia y la atención quedan en suspenso así como la actividad visual, auditiva y sensibilidad externa. Una de las fases del sueño es la onírica, en la que se registran movimientos oculares rápidos que señalan la actividad visual cuando estamos soñando. La mayoría de los sueños se relacionan con experiencias vividas durante el día o con expectativas con respecto a situaciones futuras, y no suelen repetirse. Otros, pueden reiterarse muchas veces durante mucho tiempo y éstos son los que tienen un mayor significado reprimido inconsciente.

El tiempo cronológico en el sueño onírico no coincide con el de la vigilia ya que un sueño muy largo puede tener escasos segundos de duración real; y también el espacio dentro del cual nos movemos durante el sueño es inexistente porque es una creación de la mente. Un sueño es producto del pensamiento y mientras lo experimentamos parece real, tan real como la vida misma pero luego, cuando nos despertamos, podemos comprobar que no tiene realidad propia. Este fenómeno ha inspirado a algunos filósofos a elaborar la teoría que sostiene que la vida también es un sueño. Pero hay una diferencia en la vida con respecto a un sueño. La vida tiene una continuidad que el sueño no tiene.

Sin embargo, algunos sueños pueden ser premonitorios y se relacionan con hechos que están ocurriendo o que han ocurrido en otro lugar, principalmente vinculados con personas significativas; o pueden proporcionarnos la solución de un problema que no pudimos resolver estando despiertos. Para Carl Gustav Jung, el inconsciente es insondable y contiene además de las experiencias reprimidas de la infancia el inconsciente colectivo. El inconsciente colectivo de Jung contiene toda la historia de la humanidad incluyendo lo que está ocurriendo en el presente en todas partes y hasta pueden incluir eventos futuros, teniendo en cuenta que el tiempo es relativo. O sea, que según esta teoría, el inconsciente puede registrar todos los acontecimientos que se producen y que además pueden recordarse durante un sueño.

Algunas personas han llegado a soñar con personas fallecidas que les proporcionaron una información que necesitaban, como el código de la cerradura de una caja de seguridad, el nombre de una persona, la dirección, etc. Este hecho se relaciona con otro fenómeno que se puede lograr en estado de concentración mental cuando necesitamos saber algo que no recordamos. Por ejemplo, si durante un examen no podemos responder a una respuesta, podemos imaginarnos en una pantalla mental solicitándole al profesor de esa asignatura la contestación a esa pregunta, y es altamente probable que la consigamos. El método de control mental Silva ha investigado profundamente sobre esta capacidad de la memoria que no utilizamos.

La historia de la interpretación de los sueños data del año 3000-4000 A.C. Estas interpretaciones y el significado de sueños dado se documentaron en tabletas de arcilla. Se dice que las personas de sociedades primitivas eran incapaces de distinguir entre la realidad y el mundo de los sueños. No solamente veían el mundo de los sueños como una extensión de la realidad, sino que también para ellos, el reino de los sueños era un mundo más poderoso.

En las épocas griega y romana, los intérpretes de sueños acompañaban a líderes militares en la batalla. Los sueños eran sumamente importantes y frecuentemente vistos como los mensajes de los dioses. Los sueños eran tratados en un contexto religioso y en Egipto, los sacerdotes también actuaban como intérpretes de sueños. Los egipcios registraron sus sueños en jeroglíficos. A las personas con sueños particulares vívidos e importantes se les creía bendecidas y se consideraban especiales. Aquellos que tenían el don para interpretar los sueños eran muy solicitados y tratados especialmente. En la Biblia, hay cerca de setecientos menciones de sueños, el sueño aparece como una de las formas elegidas por Dios para transmitir su palabra a algunos de sus hijos mortales. Para tomar un ejemplo, en el libro del Génesis, se nos cuenta que al anochecer “cayó sobre Abraham un sueño profundo y le envolvió una oscuridad terrorífica”. Entonces, Dios le comunica a Abraham lo que ocurría con sus descendientes hasta la cuarta generación.

Si miramos retrospectivamente a estas culturas ancestrales, las personas siempre han tenido una inclinación a interpretar los sueños. Los sueños también tenían calidad de proféticos. Frecuentemente se buscaba en los sueños señales de advertencia y consejo. Era un oráculo o augurio de los espíritus, bien sea un mensaje de una deidad, de antepasados o incluso los trabajos de demonios. Los sueños frecuentemente dictaron las acciones de líderes políticos y militares y ayudaron en el diagnóstico a aquellos que practicaban distintas formas de medicina. Los sueños eran una pista vital para sanadores para conocer cual era la enfermedad del soñador y se usaban para hacer un diagnóstico. La gente en las antiguas Grecia y China buscaban en sus sueños pistas para decidir sus actuaciones. El mundo de los sueños puede verse como un lugar real al cual el espíritu y el alma van cada noche a visitar. Los chinos creían que el alma dejaba sus cuerpos para ir a este mundo. Sin embargo, si eran repentinamente despertados, su alma podría fracasar en volver al cuerpo. Por esta razón, aun hoy en día, algunos chinos son reservados con los despertadores.

En algunas partes de Europa, como Transilvania, se cuidaba de mantener cerrada la boca de los niños dormidos para que el alma, que tiene algo de pájaro, no pueda salir del cuerpo de la criatura, o bien se desaconsejaba dormir durante unos días cerca del lugar donde había muerto un hombre para no toparse con su espíritu que, algo desconcertado por su nueva condición de muerto, busca con desesperación comunicarse con algún ser querido. Los malayos intentaban tiznar el rostro de su enemigo mientras dormía para que, de regreso, el alma no reconociera a su dueño. Algunas tribus indígenas americanas comparten esta misma noción de una dimensión distinta del sueño. Ellos creían que sus ascendientes vivían en sus sueños y tomaban formas no humanas, por ejemplo, plantas. Ellos veían los sueños como una forma de visitar y tener contacto con sus ancestros. Los sueños también les ayudaban a indicar su misión o papel en la vida. A finales del siglo XVIII, los sueños habían perdido la importancia que tuvieron a través de los siglos y se les tomaba como producto de la ansiedad o simple indigestión, por lo tanto, no se les daba significado alguno. Más tarde, en siglo XIX, Sigmund Freud revivió la importancia de los sueños, su significado y necesidad de interpretación. Freud verdaderamente revolucionó el estudio de sueños.

Consulta tu Horóscopo Gratis

Horóscopo Signo de Aries El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Leo El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Piscis El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Acuario El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Cancer El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Sagitario El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Virgo El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Tauro El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Libra El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Capricornio El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Géminis El Futuro en tu mano
Horóscopo Signo de Escorpio El Futuro en tu mano

Tarotistas de los programas La Noche De y La Tarde De

Maribel Cecilio
Maribel Cecilio puede ayudarte a resolver todas tus dudas de forma rápida y eficaz.
Doina Ro 28
Doina Ro 28, bruja azul de nueva generación que te ayudará en todo lo que necesites.
Agatha Roth
Ágatha Roth, la Bruja del Amor. Hablando siempre desde el corazón, y la empatía.
María Rosa Cobo
María Rosa Cobo. Más de 30 años me avalan como tu vidente y consejera amiga.
Haiett Chouhan
Psíquica y clarividente, me dejo llevar por mis sensaciones porque el alma no engaña.
René Vilmont
René Vilmont, médium vidente, gracias a su don, te ayudará a abrir todos los caminos.
Leo Brahmana
Leo Brahmana . Soy sacerdote hindú. Te desvelo los secretos de tu futuro con la ayuda del tarot.
Esther Padilla
Con el tarot te ayudo a darte respuestas a tus dudas para que tomes las decisiones correctas.
Sandro Rey
Sandro Rey, más de 20 años de experiencia en el mundo del tarot, te quiero ayudar.
Blanca S. Antonio
Blanca San Antonio Vidente. Más de 30 años trabajando con todas las mancias del tarot y la videncia.

Consulta con nuestro gabinete de tarotistas

Contrata tu bono consulta de tarot

Consulta 20 Minutos
18 €
Consultas rápidas
Consulta 30 Minutos
25 €
Consultas extensas
Consulta 40 Minutos
35 €
Consultas detalladas
Pago por Minuto
1 €
Mínimo 15 Minutos

Tirada de Tarot GRATIS

Ahora te damos la posibilidad de que nos realices una consulta de tarot totalmente gratuita a través de nuestra web. Selecciona 5 cartas, rellena el formulario y obtendrás la interpretación de tu tirada de tarot gratis realizada por una de nuestras tarotistas profesionales en tu email.

Tirada de Cartas del Tarot Gratis

Tus datos pasarán a formar parte de una base de datos gestionada por Renjillo Comunicaciones S.L., con CIF B-88267133. Los datos se usarán para atender las consultas a través de este formulario, y no se cederán a terceros. El usuario podrá retirar el consentimiento, acceder, rectificar y suprimir los datos a través de los canales habilitados para ello. Más información en nuestra Política de privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros (como Google Analytics) para monitorizar el número de visitantes en nuestra web, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.